Area de Profesores!

                      SAN JUAN DEL PUERTO (HUELVA)

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


 

Plan de Evaluación

 



A.-CONCEPTO.- Se considera como un recurso metodológico para la reflexión sistemática de todo el proceso educativo, a fin de extraer consideraciones que permitan adecuar los procesos de enseñanza a los de construcción de aprendizajes significativos en los alumnos y alumnas, obteniendo información para conocer la situación, formar juicios de valor y tomar las decisiones con el fin de mejorar progresivamente.
Entendemos la evaluación como un elemento fundamental e inseparable de la práctica educativa, que permite recoger, en cada momento, la información necesaria para poder realizar los juicios de valor oportunos que faciliten la toma de decisiones respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje. Por tanto, no se puede circunscribir a un solo aspecto o momento, sino que se debe extender a lo largo de todo el proceso educativo de forma global y sistemática.

B.- MOTIVACIÓN.-
a) De cara a los alumnos y alumnas tiene un valor motivador que les permita ir adquiriendo una imagen ajustada de sí mismo que le sirva para alcanzar de una u otra forma sus procesos de aprendizaje.
b) De cara al educador y educadora le posibilita constatar no sólo el cuánto sino también el cómo del aprendizaje.
c) De cara al Sistema, por la necesidad de retroalimentación que permita introducir correcciones.


C.- Las FUNCIONES que desempeña la evaluación son las siguientes:

a) Diagnóstico: información sobre la marcha del desarrollo del Plan, de los alumnos y las alumnas, y de los maestros y de las maestras.
b) Pronóstico: avance de expectativas sobre qué puede ocurrir, para prevenir y solventar problemas.
c) Adaptación: acomodación de los diferentes métodos y recursos a los distintos ritmos de aprendizaje de los alumnos y las alumnas, con miras a la máxima personalización del proceso educativo.
d) Orientación: guía, paso a paso, del camino que se debe seguir en cada momento del desarrollo del Plan.
e) Regulación: facilitación y armonización de elementos personales, materiales y funcionales para garantizar el grado de eficacia del desarrollo del Plan.
f) Control: certificación de la calidad y cantidad de los logros obtenidos.

D.- Los OBJETIVOS que se persiguen con el proceso de evaluación son:

a) Averiguar la necesidad, la viabilidad, la idoneidad, la oportunidad, el aprovechamiento y la rentabilidad tanto de los distintos aspectos que comprenden el Plan de Centro así como en particular del diseño-desarrollo curricular.
b) Actuar en función del alumno y la alumna, atendiéndolos como personas, tanto individual como socialmente.
c) Proporcionar datos de todos los participantes en el proceso educativo: alumnado, docentes, diseños-desarrollos curriculares, etc., para poder decidir lo que mejor convenga.
d) Obtener información cuantitativa y cualitativa acerca de la asimilación del programa y, por tanto, de su eficacia.
e) Constatar que el alumnado va adquiriendo y desarrollando las capacidades previstas en los objetivos curriculares.
f) Evaluar adecuadamente el aprovechamiento docente-discente para poder orientarlo de la mejor manera.
g) Conocer exhaustivamente los elementos que integran el proceso educativo, en especial al alumnado, para poder elaborar diagnósticos lo más ajustados posible.
h) Informar a la comunidad educativa, sobre todo a los padres, y solicitar su ayuda.
i) Motivar con vistas al proceso de enseñanza-aprendizaje.
j) Facilitar información a las instituciones reconocidas que lo requieran.
k) Pronosticar y orientar las posibilidades de los alumnos y las alumnas y prevenir el fracaso escolar.
l) Conocer la calidad de la actuación docente, individual y grupal, y del sistema educativo.
m) Establecer programas de reciclaje ante la detección de malos resultados.
n) Superar la antigua concepción de la evaluación como único control.

E.- PROCESO/UTILIDAD.-

a) Respecto del Plan de Centro:

1.- Del Ideario de Centro: Conexión entre el Ideario y las propuestas didácticas.
2.- Revisión de Objetivos: Revisar y adaptar aquellos objetivos, tanto generales como de ciclo o de áreas que no se ajusten a la realidad socio-cultural.
3.- Respecto de los contenidos: Agregar, o en su caso suprimir o modificar, aquellos contenidos, que bajo la experiencia acumulada por el profesor-a, o profesores-as de ciclo, no faciliten la consecución de los objetivos marcados, incidiendo directamente en las programaciones de la unidad didáctica.
4.- Respecto de las actividades: Revisando las programaciones de aula, desechando aquellas que no faciliten la consecución de objetivos, adatándolas al grupo con el que se trabaja, y agregando aquellas que hayan surgido de la experiencia y faciliten el proceso de aprendizaje.
5.- Respecto de los recursos: Evaluando si los mismos han facilitado el aprendizaje, o por el contrario no han sido los adecuados.
6.- De la promoción: Teniendo en cuenta el nivel madurativo de la clase o grupo, así como de otros factores incidentes en el alumno-a en la decisión de promocionar, ajustándolos en cada momento a cada situación.
7.- Del Reglamento de Organización: Revisando su dinámica de aplicación, valorando si contribuye a la consecución de identificación con el Ideario, objetivos, evaluando todos los órganos del centro, normas de convivencia, dinámica de funcionamiento, horarios y espacios.
8.- De la práctica docente: Evaluando si el profesor-a y/o grupo de profesores-as utiliza metodologías adecuadas que contribuyan a la adquisición de hábitos de trabajo, estudio, investigación, salud y fomenten la solidaridad, el respeto, orden y convivencia.

9.- De la unidad didáctica: Analizando la utilización de recursos, nivel de interés e indagación, grado de dificultad adecuada, y en definitiva, comprobando si facilita el aprendizaje.
10.- Respecto de los distintos planes: Analizando su ideonidad, valorando su adaptación a las verdaderas necesidades, promoviendo en su caso propuestas de mejora para alcanzar los objetivos propuestos.

b) Respecto de los alumnos y alumnas:

1. Modalidades
Dentro del proceso de evaluación se pueden distinguir las siguientes:

- Evaluación inicial, que facilita la valoración de los conocimientos previos, las capacidades y las actitudes del alumnado, con objeto de adecuar el proceso de enseñanza-aprendizaje a la realidad de sus posibilidades.
- Evaluación formativa continua, que pretende conocer si se van logrando los objetivos propuestos, cuando todavía se puede intervenir modificando el camino para conseguirlos; es decir, evaluación del proceso y como proceso. Este tipo de evaluación tiene un especial carácter regulador, orientador y auto-corrector del proceso educativo desde su comienzo, lo que requiere una evaluación inicial previa.
- Evaluación sumativa, que estima los méritos al finalizar el currículo (más cuantitativa), en la que se valora, sobre todo, el dominio de las capacidades adquiridas; es decir, evaluación del resultado.
- Autoevaluación:
- Sobre su material y cuido.
- Opinión del trabajo realizado.
- Grado de consecución de objetivos propuestos.
- Referencia a la valoración del profesor.
- Del Grupo:
- Informe sobre la participación de los miembros.
- Organización de la tarea.
- Factor tiempo-rendimiento: Valoración.
- Factor guía al trabajo individual.
- Evaluación de Diagnóstico a la conclusión del 2º Ciclo de Primaria.

2. Técnicas;

2.1.- Deben ir dirigidas a las siguientes áreas de desarrollo:
- Cognitiva.
- Relación social.
- Afectivo-emocional.

2.2.- Técnicas de evaluación:
- Observación sistemática del alumno-a y grupo
- Listas de control.
- Anotaciones múltiples.
- Diario de clase.
- Entrevistas.
- Sociogramas.
- Análisis de producciones: individuales, de grupo, aula y centro.
- Pruebas y cuestionarios, tanto orales como escritos.
- Autoevaluación.
- Debates, presentaciones, asambleas, salidas.
- Anecdotarios.
- Grabaciones.

3. Principios:

De la definición dada de evaluación obtenemos los principios básicos que determinan su carácter: continuidad, sistematicidad y flexibilidad.

• El principio de continuidad hace referencia a la necesidad de entender la evaluación como un proceso en el que podemos distinguir diferentes momentos: inicio, proceso-desarrollo y fin.

• El principio de sistematicidad alude a la necesidad de plantear la forma de seguimiento de acuerdo a un plan previamente trazado, que deberá ser llevado a cabo con rigor.

• El principio de flexibilidad se relaciona con la posibilidad de utilizar en el proceso evaluador, y siempre en función de los objetivos trazados, diversidad de técnicas e instrumentos de registro.

En definitiva, son indicadores de estos principios:

- Que sea un medio, no un fin en sí mismo.
- Que constituya un proceso continuo, progresivo y sistemático.
- Que atienda a las diferencias individuales.
- Hay que partir de lo que se quiere evaluar y después evaluarlo.
- Trabajar en equipo a la hora de su diseño.
- Tener flexibilidad al elegir los criterios o pruebas.
- Debe basarse en criterios claros y lo más objetivos posibles.
- Hay que dotarla de un mínimo de requisitos para su realización.
- Debe tratar aspectos cualitativos y cuantitativos.
- Es necesario temporalizarla adecuadamente.
- Debe posibilitar la corrección de los procesos una vez detectadas las deficiencias.
- Tiene que recoger al máximo todos los aspectos de la personalidad.
- Reflejar de manera clara: qué, cómo y cuándo debe realizarse.
- Propiciar a su término el proceso de reorganización específico y global (feed-back).

Durante el proceso de evaluación los maestros y maestras habrán de evaluar tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente.

4. Criterios de evaluación

Como criterios de evaluación comunes a considerar en todas las áreas, y a lo largo de todo el proceso de aprendizaje al concluir primaria, se consideran los siguientes:

- Expone oralmente de manera clara y coherente sus experiencias, adaptada a cada nivel, sus ideas y sentimientos, aportando ideas y haciendo preguntas en relación con el tema.
- Expresa de forma oral relatos y exposiciones de clase de manera coherente.
- Participa en diálogos, conversaciones, charlas de clase, etc., respetando las normas que facilitan el intercambio comunicativo: pide la palabra, interviene cuando corresponde, escucha las intervenciones de sus compañeros y compañeras, expone sus razones para explicar su comportamiento y sus gustos.
- Respeta a los demás y las normas establecidas (escucha las intervenciones, espera el momento de intervención).
- Realiza resúmenes de textos leídos adecuados a su nivel y explica e intercambia ideas, sentimientos y opiniones sobre ellos.
- Localiza y recupera información en textos adecuados a su nivel previamente leídos y es capaz de extraer conclusiones e inferencias de los mismos.
- Utiliza de forma habitual los libros como medio de diversión y disfrute, dentro y fuera del aula.
- Distingue usos racistas, sexistas y estereotipados en conversaciones, audiciones, cuentos e imágenes, manifestando sensibilidad, aceptación y respeto ante las diferencias individuales, así como voluntad de emprender autocorrecciones pertinentes para evitar estos usos del lenguaje.
- Presenta los escritos y trabajos de forma clara y limpia, valorando su ejecución cuidadosa.
- Participa sistemáticamente en la realización de tareas y muestra satisfacción por ello.
- Muestra interés y curiosidad por aprender.
- Respeta las normas elementales de relación y convivencia en los contextos familiar y escolar.
- Participa en las actividades grupales del colegio (juegos, conversaciones, dramatizaciones, puestas en común, etc.).
- Muestra una actitud de aceptación y respeto hacia los demás y no rechaza ni discrimina a nadie en sus juegos ni en las tareas escolares que realiza.
- Participa y colabora con los otros niños y niñas del grupo en las actividades del aula.
- Muestra interés por las aportaciones de los demás, valorando el aspecto cooperativo del aprendizaje.
- Trabaja en equipo.
- Utiliza el lenguaje como instrumento de aprendizaje: para memorizar, anotar, preguntar, comprender, responder.
- Elige y utiliza los instrumentos y materiales adecuados para realizar actividades diferentes.
- Valora la elaboración personal de materiales propios para el aprendizaje.
- Cuida los materiales de trabajo y del centro.

Los criterios de evaluación propios de cada área serán los que aparecen fijados en los apartados correspondientes a los mismos dentro del currículo de cada ciclo.

- Se establecerá una escala de graduación en porcentajes para la evaluación de las distintas áreas y unidades didácticas.

5. Momentos de evaluación

5.1 Evaluación inicial

Con el objeto de garantizar una adecuada transición del alumnado entre las etapas y ciclos de Educación Infantil y de Educación Primaria, en el mes de septiembre se celebrará una reunión entre los profesores de los equipos docentes saliente y entrante y la Jefatura de Estudios con el fin de trasladar y analizar la información y la documentación académica correspondiente al alumnado que comienza este nuevo nivel.

Además de la información recibida, el nuevo profesor tutor aplicará al alumnado una prueba inicial con la que se determinará el punto de partida desde el que este inicia los nuevos aprendizajes, y el equipo docente tomará las decisiones relativas al desarrollo del currículo y a su adecuación a sus características y su nivel de conocimientos.

Del mismo modo, estos datos servirán de base para adoptar las medidas necesarias de atención a la diversidad recogidas en el plan correspondiente a aquellos alumnos y alumnas que lo precisen con el fin de facilitarles a Estos continuar su proceso de aprendizaje y el acceso al currículo.

5.2 Evaluación continua

La evaluación continua será realizada por el equipo docente de cada uno de los cursos del ciclo de manera colegiada y será coordinada por el profesor tutor del mismo, pudiendo solicitarse el asesoramiento del EOE y de equipo de orientación.

Cuando el progreso de un alumno o una alumna no sea el adecuado, se adoptarán las medidas de atención a la diversidad que procedan.

Las sesiones de evaluación que se realizarán a lo largo de cada curso escolar serán tres: una en el mes de diciembre, otra en el mes de marzo, y la última en el mes de junio.

En cada sesión de evaluación que celebren los equipos docentes, de la que el tutor levantará un acta, se intercambiará información y se adoptarán los acuerdos y decisiones que se considere sobre el proceso de aprendizaje del alumnado orientadas a su mejora, realizándose igualmente una valoración de los resultados derivados de estos acuerdos. Igualmente se acordará la información que, sobre el proceso personal de aprendizaje seguido, se transmitirá a cada alumno o alumna y a su padre, su madre o sus tutores legales.

5.3 Evaluación final

Al término de cada curso, se valorará el progreso global de cada alumno y alumna, en el marco del proceso de evaluación continua llevado a cabo. Y, al finalizar el ciclo, el equipo docente, teniendo en cuenta los criterios de evaluación comunes y los de promoción que figuran en los correspondientes currículos de cada ciclo, y enterados el padre, la madre o los tutores legales, se tomará la decisión sobre la promoción o no del alumno/a al siguiente ciclo o etapa. Para la adopción de la decisión se tomará especialmente en consideración la información y el criterio del profesor o la profesora tutor.
El maestro-a tutor-a del alumnado citará individualmente a los representantes legales a los que informará por escrito sobre los resultados del proceso de evaluación y sobre la decisión sobre la promoción al ciclo siguiente. Esta información se referirá a los objetivos establecidos en el currículo para las distintas áreas y a los progresos y dificultades detectados en el grado de adquisición de las competencias básicas y en la consecución de los objetivos de cada una de las áreas.

En el caso de tener que evaluar a un alumno-a con necesidad específica de apoyo educativo, el tutor/a, con el asesoramiento del equipo de orientación educativa y del profesorado de apoyo a la integración, aplicará los criterios de evaluación que haya sido establecidos en las adaptaciones curriculares, los cuales serán el referente fundamental para valorar el grado de adquisición de las competencias básicas.

Con el fin de garantizar la continuidad del proceso de formación del alumnado, cada alumno o alumna dispondrá al finalizar la etapa de un informe sobre su aprendizaje, los objetivos alcanzados y las competencias básicas adquiridas. Dicho informe será elaborado por el equipo docente, de acuerdo con lo establecido, a tales efectos, por la consejería competente en materia de educación.

5.4 Evaluación de diagnóstico

El alumnado, al finalizar el segundo ciclo de la Educación Primaria, realizará una evaluación de diagnóstico de las competencias básicas alcanzadas, de conformidad con lo que establezca la consejería competente en materia de educación. Esta evaluación no tendrá efectos académicos para el alumnado y tendrá carácter formativo y orientador para los centros docentes e informativo para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa.

Los resultados de estas evaluaciones de diagnóstico se utilizarán para, entre otros fines, organizar, en el tercer ciclo de la Educación Primaria, las medidas de atención a la diversidad para los alumnos y alumnas que las requieran, dirigidas a garantizar que todo el alumnado alcance las correspondientes competencias básicas. Asimismo, estos resultados permitirán, junto con la evaluación de los procesos de enseñanza y la práctica docente, analizar, valorar y reorientar, si procede, las actuaciones desarrolladas en los dos primeros ciclos de la etapa.


6. Instrumentos

6.1. Infantil

6.1.1. Documentos de evaluación.

a. Al inicio de la escolarización, el centro abrirá un expediente personal del alumnado. En dicho expediente, que tendrá un formato de carpeta-dossier, se consignarán el nombre y apellidos del niño o la niña y los datos relativos al centro.

b. El expediente personal comprenderá, al menos:
1) La ficha personal del alumno o alumna.
2) Informe anual de evaluación individualizado.
3) Informe individualizado de final de ciclo.
4) Resumen de la escolaridad.

c. Cuando el alumno o alumna permanezca en el mismo centro, el informe individualizado de final de ciclo se trasladará al tutor o tutora correspondiente de educación infantil o educación primaria, para facilitar la continuidad del proceso de aprendizaje. Dicho informe servirá de orientación para la evaluación inicial al comienzo del siguiente ciclo o etapa.

6.1.2. Ficha Personal.
La ficha personal se ajustará en su contenido al modelo que, como Anexo I se adjunta a la Orden de 28 de diciembre de 2.008, y en ella se consignarán los datos de filiación y los familiares y, si los hubiera, los datos médicos, psicológicos y pedagógicos, pudiendo archivarse igualmente copia de aquellos documentos personales de cada niño o niña considerados de interés educativo.
La custodia y archivo de la ficha personal corresponden a la secretaría del centro.

6.1.3. Informe anual de evaluación individualizado.
El tutor o tutora elaborará un informe anual de evaluación individualizado al finalizar cada curso a partir de los datos obtenidos a través de la evaluación continua, de acuerdo con el modelo que como Anexo IV de la Orden de 29 de diciembre de 2.008. La custodia de los informes anuales de evaluación individualizados corresponde a la persona que ejerza la tutoría del grupo de alumnos y alumnas mientras éstos se encuentren escolarizados en el centro.

6.1.4. Informe individualizado de final del ciclo.

a. Al finalizar el alumnado cada uno de los ciclos de la etapa de educación infantil, el tutor o la tutora, con el fin de garantizar una atención individualizada y continuada, recogerá los datos más relevantes de los informes de cada curso y elaborará un informe individualizado de final de ciclo sobre los logros en su proceso de desarrollo y en la adquisición de los aprendizajes en relación con los objetivos establecidos. Asimismo, se hará constar los aspectos que más condicionen su progreso educativo y, en su caso, las medidas de refuerzo y adaptación que se hayan tomado, de acuerdo con el modelo que como Anexo V de la Orden de 28 de diciembre de 2.008.
Estos informes se adjuntarán al expediente personal del alumno o alumna.

b. Cuando un alumno o alumna se traslade a otro centro, la secretaría del del otro centro deberá solicitarnos la ficha personal del alumno o alumna, los resúmenes de la escolaridad, así como los informes de evaluación individualizados correspondientes a su escolarización en esta etapa educativa.
Nuestro centro conservará copia de los documentos durante tres años.

6.1.5. Resumen de escolaridad.

a. Los resúmenes de escolaridad, reflejarán los cursos escolares realizados, el centro en el que el alumno o alumna ha estado escolarizado cada año, la firma de quien ostente la dirección del mismo y las observaciones sobre las circunstancias de la escolaridad que se consignarán al finalizar cada ciclo. Los resúmenes de escolaridad se ajustarán en su contenido a los modelos de los Anexos II y III de la presente Orden.

b. La cumplimentación anual del resumen de escolaridad en educación infantil de cada alumno o alumna es responsabilidad del respectivo tutor o tutora. La persona que ocupe la dirección del centro firmará en la casilla correspondiente a cada curso y ambos firmarán el documento en la fecha de finalización del ciclo. La custodia y archivo de los resúmenes de la escolaridad corresponden a la secretaría del centro.

6.1.6.. Coordinación entre educación infantil y educación primaria.

a. Dicta la normativa que con objeto de garantizar una adecuada transición del alumnado entre la etapa de educación infantil y de educación primaria, así como de facilitar la continuidad en su proceso educativo, el centro establecerá mecanismos de coordinación.

b. Para ello, copia de los informes individualizados de final del segundo ciclo serán entregados al maestro tutor o maestra tutora de primer curso.

6.1.7. Participación de las familias.

a. Corresponde al tutor o tutora informar regularmente a las familias o tutores legales sobre los progresos y dificultades detectados y tener en cuenta las informaciones que éstos proporcionen.

b. La información recogida de la evaluación continua se compartirá y se trasladará a las familias, al menos, en un INFORME ESCRITO TRIMESTRAL y de forma personal las veces que sean necesarias, con el objetivo de hacerles copartícipes del proceso educativo de sus hijos e hijas, convirtiendo de esta forma al centro en un lugar de encuentro donde los maestros y maestras asesoren, orienten e intercambien ideas con las familias de manera que compartan prácticas y modelos educativos.

c. Los informes reflejarán los progresos efectuados por el alumnado con referencia a los criterios de evaluación establecidos y las medidas de refuerzo y adaptación que, en su caso, se hayan adoptado, incorporándose al expediente personal del alumnado. El contenido y formato del informe serán decididos por el Equipo de Ciclo en conjunción con el Equipo Directivo.

6.2. Primaria

6.2.1. Documentos de evaluación.

a. Los documentos oficiales de evaluación en la educación primaria son los siguientes:
1. Las actas de evaluación
2. El expediente académico
3. El historial académico de educación primaria
4. El informe personal.

1.- Las actas de evaluación se extenderán para cada uno de los ciclos de la educación primaria, comprenderán la relación nominal del alumnado que compone el grupo, junto con los resultados de la evaluación, y se cerrarán al término del período lectivo. Las actas de evaluación, firmadas por todo el profesorado del grupo, con el visto bueno del director o directora, serán archivadas y custodiadas en la secretaría del centro.
Las actas de evaluación se ajustarán a los modelos y características que se determinan en el Anexo I de la Orden de 10 de agosto de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

2.- El expediente académico del alumnado incluirá los datos de identificación del centro docente y del alumno o alumna y la información relativa al proceso de evaluación, según el modelo que se recoge como Anexo II de la citada Orden. La custodia y archivo de los expedientes académicos corresponde al centro docente.

3.- El historial académico de educación primaria es el documento oficial que refleja los resultados de la evaluación y las decisiones relativas al progreso académico del alumnado a lo largo de la etapa y tiene valor acreditativo de los estudios realizados. Su custodia corresponde al centro docente. Al finalizar la etapa el historial académico de educación primaria se entregará al representante del alumnado y una copia se enviará al centro de educación secundaria en el que se matricule el alumno o alumna, a petición de este centro docente, junto con el informe personal. Esta circunstancia se reflejará en el correspondiente expediente académico. El historial académico de educación primaria se extenderá en impreso oficial, llevará el visto bueno del director o directora del centro y se ajustará al modelo y características que se determinan en el Anexo III de la Orden citada.

4.- Para garantizar la continuidad del proceso de aprendizaje de todo el alumnado y, en particular, el de quienes se trasladen a otro centro docente sin haber concluido el curso, se emitirá un informe personal en el que se consignarán los siguientes elementos:

a) Resultados de la evaluación final del último curso realizado.
b) Aplicación, en su caso, de medidas educativas complementarias de refuerzo y apoyo, así como las adaptaciones curriculares realizadas.
c) Todas aquellas observaciones que se consideren oportunas acerca del progreso general del alumno o alumna.
d) En caso de traslado a otro centro docente sin haber concluido el curso, resultados parciales de las evaluaciones que se hubieran realizado.
e) El informe personal será cumplimentado por el maestro tutor o la maestra tutora, con el visto bueno del director o directora, que lo depositará en la jefatura de estudios antes de la finalización del mes de junio para que sea entregado al nuevo tutor o tutora del grupo al que se incorpora el alumno o alumna al inicio del siguiente curso escolar. En el caso del alumnado que se traslade a otro centro docente, el informe personal será realizado en el plazo de diez días hábiles desde que se reciba en el centro de origen del alumno o alumna la solicitud del centro de destino de traslado del historial académico, de acuerdo con lo que se recoge en el artículo siguiente.
f) El informe personal se ajustará al modelo y características que se determinan en el Anexo IV de la Orden citada.
g) El informe a que se refiere el artículo 12.5 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, será el informe personal del alumno o alumna que se realice al finalizar la etapa, de acuerdo con el modelo establecido en el Anexo V de la Orden citada.

Todos estos documentos podrán ser extraídos de la Aplicación Séneca de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

6.2.2. Sesiones de evaluación.

a. La sesión de evaluación es la reunión del equipo docente coordinada por el maestro tutor o maestra tutora para intercambiar información y adoptar decisiones sobre el proceso de aprendizaje del alumnado orientadas a su mejora.

b. A lo largo de cada uno de los cursos, dentro del período lectivo, se realizarán para cada grupo de alumnos y alumnas, al menos, tres sesiones de evaluación. Dichos resultados se volcarán en un BOLETÍN INFORMATIVO.
Trimestralmente se dará conocimiento por escrito a los padres/madres/tutores-as del avance o dificultades en el proceso de aprendizaje de su hijo-a, donde se recogerán los datos más significativos de dicho proceso y que será común para toda la Etapa, y que pueden ser volcados y extraídos de la aplicación Séneca. En cualquier caso, será el ETCP el encargado de su elaboración.

c. El tutor o tutora de cada grupo levantará acta del desarrollo de las sesiones, en la que se harán constar los acuerdos y decisiones adoptados. La valoración de los resultados derivados de estos acuerdos y decisiones constituirá el punto de partida de la siguiente sesión de evaluación.

d. Los resultados de la evaluación de cada área se expresarán en los siguientes términos: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT) y Sobresaliente (SB), considerándose calificación negativa el Insuficiente y positivas todas las demás.

e. En las sesiones de evaluación se acordará también la información que, sobre el proceso personal de aprendizaje seguido, se transmitirá a cada alumno o alumna y a su padre, madre o tutores legales, de acuerdo con el Decreto 230/2007, de 31 de julio, Orden de desarrollo y en la demás normativa que resulte de aplicación.

f. Evaluación a la finalización de cada curso.

f.1) Al término de cada curso, se valorará el progreso global de cada alumno y alumna, en el marco del proceso de evaluación continua llevado a cabo.
f.2) La valoración del progreso del alumnado se expresará en los términos descritos en el apartado anterior. Cuando el curso evaluado sea el último de un ciclo, la valoración del progreso del alumnado se trasladará al acta de evaluación, al expediente académico del alumno o alumna y, en caso de que promocione, al historial académico de educación primaria previsto en el artículo 10.4 de la Orden citada.
f.3) El equipo docente coordinará cuantas actuaciones considere de interés para que la transición del alumnado de un curso al siguiente se realice con las necesarias garantías de continuidad y coherencia en el proceso educativo.

6.2.3 Promoción del alumnado.

a. Los criterios de evaluación comunes a que se refiere el artículo 2.6 de la Orden de 10 de Agosto de 2.007, incluirán la promoción del alumnado, atendiendo a la adquisición de las competencias básicas, a la consecución de los objetivos generales de la etapa y a sus posibilidades de progreso.

b. Al finalizar cada ciclo de la etapa y como consecuencia del proceso de evaluación, el equipo docente, de forma colegiada, decidirá sobre la promoción de cada alumno o alumna al nuevo ciclo o etapa siguiente. Para la adopción de la decisión se tomará especialmente en consideración la información y el criterio del tutor o tutora. En otro apartado de este proyecto se establece la forma en que los padres, madres o tutores legales del alumnado puedan ser oídos para la adopción de la decisión de promoción.

c. El alumnado accederá al ciclo o etapa siguiente siempre que se considere que ha alcanzado el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez. Se accederá, asimismo, siempre que los aprendizajes no alcanzados no le impidan seguir con aprovechamiento el nuevo ciclo o etapa. En este caso, el alumnado recibirá los apoyos necesarios para recuperar dichos aprendizajes.

d. Cuando no se cumplan las condiciones señaladas en el apartado anterior, el alumno o alumna permanecerá un año más en el mismo ciclo. Esta medida se podrá adoptar una sola vez a lo largo de la educación primaria y deberá ir acompañada de un plan específico de refuerzo o recuperación desarrollado en el presente Proyecto.

e. De conformidad con lo recogido en el artículo 16.1 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, el equipo docente, asesorado por el equipo de orientación educativa, oídos el padre, la madre o los tutores legales, podrá adoptar la decisión de que la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales con adaptación curricular significativa pueda prolongarse un año más, siempre que ello favorezca su integración socioeducativa.

f. De conformidad con lo establecido en el artículo 16.3 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, la escolarización del alumnado con altas capacidades intelectuales se flexibilizará de conformidad con la normativa vigente, de forma que pueda anticiparse su incorporación a la etapa o reducirse la duración de la misma, cuando se prevea que dicha medida es lo más adecuado para el desarrollo de su equilibrio personal y su socialización.

6.2.4. Participación de las familias.

a. Con el fin de garantizar el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, los tutores y tutoras, así como el resto del profesorado, informarán a los padres, madres o tutores legales sobre la evolución escolar de sus hijos e hijas.

b. Esta información se referirá a los objetivos establecidos en el currículo y a los progresos y dificultades detectados en el grado de adquisición de las competencias básicas y en la consecución de los objetivos de cada una de las áreas. A tales efectos, los tutores y tutoras requerirán, en su caso, la colaboración de los restantes miembros del equipo docente.

c. Como ha quedado reflejado en apartado anterior 6.2.2.b, al menos tres veces a lo largo del curso el tutor o tutora informará por escrito a los padres, madres o tutores legales del alumnado sobre el aprovechamiento académico de este y la evolución de su proceso educativo.

d. Al finalizar el curso, se informará por escrito a los padres, madres o tutores legales acerca de los resultados de la evaluación final. Dicha información incluirá, las calificaciones obtenidas en las distintas áreas cursadas, la decisión acerca de su promoción al ciclo siguiente, si procede, y las medidas adoptadas, en su caso, para que el alumno o alumna alcance las competencias básicas y los objetivos establecidos en cada una de las áreas, según los criterios de evaluación correspondientes.

e. Con el fin de garantizar el derecho que asiste a los alumnos y alumnas a la evaluación y al reconocimiento objetivo de su dedicación, esfuerzo y rendimiento escolar, los maestros y maestras informarán a los padres, madres o tutores legales del alumnado, a principios de curso, acerca de los objetivos, competencias básicas, contenidos y criterios de evaluación de cada una de las áreas.

f. Los padres, madres o representantes legales podrán formular reclamaciones sobre la evaluación final del aprendizaje de sus hijos e hijas o pupilos, así como sobre la decisión de promoción. En el Reglamento de Organización queda detallado el procedimiento correspondiente.
Dicho procedimiento deberá respetar los derechos y deberes del alumnado y de sus familias contemplados en la normativa en vigor, y los criterios de evaluación y promoción establecidos en el proyecto educativo del centro.

6.3. Apoyo a la Integración

a. La evaluación del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo que curse las enseñanzas correspondientes a la educación primaria con adaptaciones curriculares será competencia del tutor o tutora, con el asesoramiento del equipo de orientación educativa. Los criterios de evaluación establecidos en dichas adaptaciones curriculares serán el referente fundamental para valorar el grado de adquisición de las competencias básicas.

b. En la evaluación del alumnado que se incorpore tardíamente al sistema educativo y que, por presentar graves carencias en la lengua española, reciba una atención específica en este ámbito, se tendrán en cuenta los informes que, a tales efectos, elabore el profesorado responsable de dicha atención.

c. El alumnado escolarizado en el curso inmediatamente inferior al que le correspondería por edad, al que se refiere el artículo 16.2 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, se podrá incorporar al grupo correspondiente a su edad, siempre que tal circunstancia se produzca con anterioridad a la finalización del segundo trimestre, cuando a juicio del tutor o la tutora, oído el equipo docente y asesorado por el equipo de orientación educativa, haya superado el desfase curricular que presentaba.

c) Respecto de los procesos de enseñanza y de la práctica docente

Instrumentos de registro del maestro-a.

La aplicación de las técnicas que hacen posible el sistema de evaluación continua requiere instrumentos que permitan el registro de los datos de forma sistemática y la adaptación del proceso de enseñanza-aprendizaje en función de las necesidades y logros detectados. Los instrumentos de registro en esta ocasión corresponderán a la selección personal del maestro-a (aquellos con los que se encuentre más cómodo-a, adaptados a cada área y nivel, le son más familiares, le parecen más ilustrativos....). No obstante, y como medida de unificación de criterios, dado el carácter global de este Proyecto, deberán llevarse como mínimo los siguientes instrumentos comunes a todas las etapas y ciclos:

1.- Escalas de Estimación/Listas de Control.

Instrumento de registro individual que se adapta al seguimiento de la adquisición de competencias básicas, así como la asimilación de contenidos, tanto conceptuales, procedimentales y actitudinales, con anotaciones en grado positivo o negativo, o referencias de siempre, frecuentemente, a veces o nunca.

2.- Diario de clase.

Permiten recoger información sobre la actividad cotidiana, esto facilita el seguimiento de la dinámica del propio alumno-a, le facilita asimismo una técnica de estudio, y ello hace posible valorar, a la vez, aspectos relativos al proceso de enseñanza y de aprendizaje.

3.- Diario de trabajo.

Cada maestro-a deberá tener un cuaderno de trabajo diario donde se exponga claramente la actividad a desarrollar cada día en el aula o en el centro, y siempre con antelación al desarrollo de la propia jornada. Este elemento, además de ser un instrumento que facilita el orden, selecciona los recursos necesarios del día a día, enlaza con las programaciones de aula y es referente esencial sobre la dinámica actividad-tiempo, impide la improvisación y permite que ante cualquier incidencia en el profesorado, no se interrumpa la marcha normal del trabajo a desarrollar.

d) Respecto de la acción tutorial:

Revisando si las reuniones colectivas e individuales con los padres/madres/tutores-as han contribuido a la mejora del rendimiento escolar de los alumnos-as, analizando que aspectos deben reforzarse, y valorando si la información recibida por los padres, madres o tutores-as ha sido la adecuada. Quedará proyectado en cada Plan Anual de Centro.

e) Plan de evaluación interna:

De cada uno de los elementos, procesos y personas que contribuyen al desarrollo del Proyecto Curricular, se evaluará su cometido de forma continua, facilitando así las posibles modificaciones que puedan introducirse.
Cada órgano, colectivo o unipersonal, debe responder de su cometido, a la vez que aportará cuantas sugerencias crea oportunas, que irán concretándose en propuestas de mejora en cada uno de los elementos recogidos en el Plan de Evaluación.
Para ello, el Plan Anual de Centro recogerá todas aquellas propuestas reflexionadas en la Memoria Anual inmediatamente anterior, en las que estarán incluidas, no sólo aquellas concretadas para cada Plan Anual, sino todas las que se consideren oportunas, que afecten al Plan de Centro y que emanen de los dictámenes del Consejo Escolar de Centro, o en su caso, de la autoridades educativas.


F. INDICADORES GENERALES DE EVALUACIÓN

Dimensión de la evaluación
Indicadores

A. Caracterización del Centro Condiciones del edificio
Dotación y equipamiento
Profesorado
Alumnado
Nivel socioeconómico y cultural de de las familias
Personal no docente

B. Planificación de la actividad educativa
Seguimiento del Ideario
Adecuación del Proyecto Curricular
Efectividad y funcionalidad del ROF
Adecuación de Planes de trabajo y desarrollo
Coherencia y funcionalidad del Plan Anual
Validez de la Memoria Final

C. Desarrollo de la Actividad Educativa

* Dirección y Gestión del Centro
Funcionamiento del Consejo Escolar
Funcionamiento del Claustro
Funcionamiento del Equipo Directivo
Funcionamiento del E.T.C.P.
Funcionamiento de los equipos de ciclo
Desarrollo de la acción tutorial
C. Desarrollo de la Actividad Educativa

* Dinámica de Aula
Calidad de las programaciones de aula
Idoneidad de la metodología
Adecuación de espacios, materiales y tiempos
Implicación del alumnado en el proceso de enseñanza-aprendizaje
Adecuación de las actuaciones en Apoyo a la Integración
Implicación del profesorado en el proceso enseñanza-aprendizaje.

D. Resultados de la Actividad Educativa Resultados Escolares.
Pruebas de diagnóstico
Clima del Centro
Grado de satisfacción de la Comunidad Educativa