Area de Profesores!

                      SAN JUAN DEL PUERTO (HUELVA)

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


 

Plan de atención a la diversidad

 

1. Líneas Generales

Debemos partir del principio de que la enseñanza obligatoria es un derecho de todos los alumnos y alumnas y, por tanto, resulta necesario hacer todo lo posible para que los éstos aprendan y progresen.

El proceso de enseñanza-aprendizaje tendrá éxito en la medida en que el/la maestro-a adecue su intervención a la manera peculiar de aprender que tenga cada alumno y alumna. Por ello, la individualización en la enseñanza es la meta que persigue todo sistema educativo.

Pero también es comprensible la dificultad que este modelo de enseñanza entraña.

La concreción de esa atención a la diversidad de alumnos/as y a las características individuales de aquellos que precisan adaptaciones, es llevada, en última instancia, por el propio maestro/a.

Nuestro Proyecto trata de cubrir esta necesidad del proceso de enseñanza-aprendizaje respetando la individualidad del alumno/a, que sólo su maestro/a conoce, en relación con las particulares necesidades de aprendizaje. Además contamos con una unidad de APOYO A LA INTEGRACIÓN que facilita este trabajo que se desarrolla con el alumnado que necesita de una intervención especial.

La propuesta de la atención a la diversidad responde a:

1. Proponer sugerencias metodológicas a la hora de explicitar determinados contenidos. Aunque la metodología del Proyecto se ajusta a ciertos principios que favorecen la adecuación entre aprendizaje e individualidad de cada alumno/a (participación activa del alumnado, motivación, comunicación e interacción entre profesor/a y alumno/a, etc.) se encuentran también sugerencias concretas que permiten que los alumnos/as construyan el aprendizaje de una forma significativa.

2. Proponer actividades de refuerzo y ampliación que responden, por un lado, a la necesidad de aquellos alumnos/as que requieren un refuerzo para conseguir los objetivos propuestos en el proceso de aprendizaje, y por otro a la necesidad de aquellos/as que requieren una ampliación e incorporación de nuevas actividades además de las propuestas para conseguir los objetivos mínimos.
Esta medida pretende no discriminar al niño/a que necesite una atención especial tanto un refuerzo como una ampliación.

Sin embargo, las actividades y sugerencias propuestas para la adaptación no aparecen representadas de ninguna forma explícita en el material del alumnado, sino en el del maestro/a, que será el que la aplique de manera particularizada o generalizada cuando sea oportuno. Esto no significa que, dada la diversidad de alumnado, tanta como alumnos/as hay en el ámbito escolar, todas las actividades y sugerencias dispuestas a tal efecto sean única y exclusivamente para ello. La adaptación real, es decir, la concreción individual de las necesidades de cada individuo sólo podrá llevarla a cabo el maestro/a que es el que conoce las necesidades de cada alumno/a en el momento preciso.
Por ello, las actividades y sugerencias propuestas podrán incorporarse en la actividad normal de clase, escogiendo sólo algunas de ellas para llevar a cabo la adaptación a la necesidad educativa de un alumno/a o un grupo de alumnos/as determinado.

Habrá áreas que, por sus contenidos, requieran un trabajo menor en este campo y otras que necesiten unas sugerencias claras. Así ocurre en el área de Educación Física en la que, como se verá, se establecen claramente dos niveles dependiendo de las capacidades físicas de los alumnos/as. Esto no ocurre en otras áreas donde la atención a la diversidad se plasma en actividades que se encuentran dentro del propio proceso de enseñanza-aprendizaje.

2. Tratamiento en las distintas áreas de desarrollo

A continuación detallamos el tratamiento que se le ha dado a la atención a la diversidad en cada una de las áreas curriculares y en el material en que se concretan dichas áreas.

Identidad y Conocimiento del Medio físico, Natural, Social y Cultural

La definición del currículo supone dar respuesta a las preguntas qué, cómo y cuándo enseñar y evaluar; ello implica una reflexión sobre las características de los alumnos-as que deben realizar los aprendizajes, es decir, atender a su diversidad.

En estas áreas, como en el resto de las áreas, se han de considerar las peculiaridades de cada grupo y los ritmos de aprendizaje de cada alumno/a para adaptar las actividades a las diferentes situaciones.

La atención a la diversidad del alumnado debe manifestarse en los puntos siguientes:

1. En el desarrollo de la unidad didáctica del maestro-a se incluirán actividades de refuerzo para los alumnos/as que tengan dificultades en alcanzar los objetivos propuestos en cada unidad.

2. Las actividades suponen una ampliación de las actividades del libro del alumno-a; asimismo, junto con las actividades guiadas, se incluirán otras de carácter libre que suponen una ampliación y variación sobre las anteriores.

Estas áreas atienden a la diversidad sociocultural y geográfica derivada de la organización del Estado en Comunidades Autónomas. Por ello, especialmente en el tercer ciclo de primaria, un gran porcentaje de las actividades de refuerzo y ampliación se asientan sobre el trabajo dedicado a la propia Comunidad Autónoma y el Estado.

Áreas de comunicación, Lengua castellana y Literatura

La atención a la diversidad en estas áreas parte de la base de que los alumnos/as acuden a las aulas con un bagaje cultural y lingüístico diferente, así como distintas motivaciones e intereses. Superado el momento inicial, también se manifiestan distintos ritmos de aprendizaje, gustos y preferencias claramente diferenciadas.

La atención a la diversidad en estas áreas debe manifestarse en los siguientes puntos:

1. En el desarrollo de la unidad didáctica se incluirán actividades de refuerzo para aquellos alumnos/as que tengan dificultades en la consecución de los objetivos propuestos para cada unidad.

2. Las actividades propuestas deberán ser asimismo de ampliación de los contenidos propuestos en el libro del alumno-a. Además, se incluirán, junto con actividades sumamente guiadas, otras más libres que supongan una variación de las anteriores.

3. Las actividades propuestas deberán plantear situaciones de comunicación sumamente diversas, desde algunas muy formales hasta otras relacionadas con el entorno familiar que permitan utilizar diversos registros lingüísticos.

4. Los textos seleccionados para todo el material del área deben responder a una variedad en la que se incluyan textos regionales y sociales así como a autores de distintas procedencias que plasmen los diferentes usos lingüísticos.

Áreas de Comunicación y Matemáticas

En todas las áreas, y especialmente en el área de Matemáticas, los alumnos-as aprenden a ritmos muy diferentes. Por ello, hay que considerar las peculiaridades del grupo y los ritmos de aprendizaje de cada alumno-a para adaptar las actividades a las diferentes situaciones de enseñanza.

En el material curricular del área de Matemáticas, la atención a la diversidad debe plasmarse en los siguientes puntos:

1. Tanto en los libros como en los cuadernos de trabajo se incluirán actividades de refuerzo para aquellos alumnos/as que tengan dificultades en la consecución de los objetivos propuestos para cada unidad.

2. Las actividades de las unidades de los cuadernos de trabajo se entienden como una ampliación de los contenidos del libro del alumno-a. Asimismo, se incluirán, junto con actividades sumamente guiadas, otras más libres que suponen una variación de las anteriores.

Educación Artística: Plástica

El material de Plástica, debe pretender la integración de los alumnos y alumnas en la dinámica del grupo y atender a aquellos alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales.

La atención a la diversidad debe manifestarse en los siguientes aspectos:

1.- Cada alumno-a avanza según su propio ritmo de aprendizaje. En el caso de que haya alumnos o alumnas con algún tipo de limitación, éste debe partir de su propia limitación y, por lo tanto, la evaluación del proceso de aprendizaje se basará en el proceso que ha seguido ese alumno o alumna.

2.- El cuaderno de trabajo incluirá actividades tanto individuales como colectivas cumpliendo una doble función:
. asimilación individual de los contenidos, y
. desarrollo del proceso de socialización.

3.- El desarrollo de las actividades obedece a una secuenciación progresiva de contenidos con un tratamiento lúdico y creativo, introduciendo de forma progresiva los diversos materiales y conceptos plásticos de acuerdo con el proceso evolutivo y respetando el ritmo personal.

4.- Los diferentes materiales con los que el alumnado va a trabajar deben permitirle explorar las características sensoriales de los elementos del entorno a través de los sentidos.

5.- La programación de la unidad didáctica, o en su caso el trabajo sugerido, deben ofrecer actividades que el maestro-a pueda utilizar de diferentes maneras: como actividades previas a la realización de la ficha, como actividades de refuerzo en algunos casos o como actividades de ampliación.

Educación Artística: Música

En la planificación del proceso de enseñanza-aprendizaje, el maestro/a de Música debe tener en cuenta la diversidad de los alumnos y alumnas que componen el grupo-clase.

Todas las decisiones referentes al qué, cómo y cuándo enseñar deben tener como base las características tanto grupales como personales e individuales del aula.

En el caso de Música, los alumnos y alumnas desarrollan procesos de aprendizaje con diferentes ritmos dependiendo del grado de conocimiento previo, motivación personal o de sus propias características individuales, por poner algunos ejemplos.

El material curricular de Música pretende facilitar, por un lado, la integración de los alumnos y alumnas tanto en la dinámica del grupo-clase como en la dinámica del grupo escolar por extensión, y, por el otro, atender a aquellos alumnos-as con necesidades educativas especiales.

Todo esto se manifiesta en el material de Música de la siguiente manera:

1.- Los libros del alumnado deberán incluir actividades tanto individuales como colectivas, cumpliendo así una doble función:
. asimilación individual de los contenidos, y
. desarrollo del proceso de socialización.

2.- El desarrollo de las actividades obedecerá a una secuenciación progresiva de los contenidos de menor a mayor dificultad.

3.- Los diferentes materiales (personales, colectivos, complementarios) suponen una atención a la diversidad al posibilitar múltiples adaptaciones y variaciones. Igualmente, la forma de realizar los ejercicios con las diversas rotaciones e intercambios de papeles ha de hacerse teniendo en cuenta las características personales de cada uno y observando las diferentes respuestas y resultados.

Educación Artística: Dramatización

El material de Dramatización debe pretender la integración de los alumnos y alumnas en la dinámica del grupo y atender a aquellos alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales.

La atención a la diversidad debe manifestarse en el material de Dramatización en los siguientes aspectos:

1.- Cada alumno avanza según su propio ritmo de aprendizaje. En el caso de que haya alumnos o alumnas con algún tipo de limitación, éste debe trabajar desde su propia limitación y, por lo tanto, la evaluación del proceso de aprendizaje se basará el proceso que ha seguido ese alumno o alumna.

2.- El trabajo en pequeños grupos utilizando la técnica de la mezcla permite el paso de todos los alumnos y alumnas por distintos grupos. Es muy importante que dentro del subgrupo se encomienden tareas a todos los miembros, sean cuales sean sus características específicas. Sin embargo, en el reparto de tareas puede intervenir el profesor o profesora proponiendo al alumno-a con dificultades que realice aquellos que mejor se adecuen a sus posibilidades, teniendo en cuenta que, al igual que el resto de los alumnos y alumnas, debe intervenir de forma activa en todos los pasos del proceso y pasar por todos los roles técnico-teatrales.

3.- Las actividades que se desarrollen deben ser tanto individuales como colectivas cumpliendo una doble función:
. asimilación individual de los contenidos, y
. desarrollo del proceso de socialización.

4.- El desarrollo de las actividades obedece a una secuenciación progresiva de contenidos.

5.- Debe recogerse las opiniones de todos los alumnos y alumnas respecto al trabajo desarrollado, así como las dificultades de realización que han encontrado en cada una de las actividades propuestas.

Autonomía personal. Educación Física

Ningún niño/a es igual a otro. Bajo esta afirmación indiscutible se articula la atención a la diversidad en cualquier área, y también, obviamente, en el área de Educación Física.
El tratamiento que recibe este aspecto en dicha área constituye el eje fundamental en torno al que se desarrollan los contenidos que abarca.

De esta manera, según el desarrollo psicológico de cada alumno-a, el maestro-a podrá aplicar contenidos propios de un nivel u otro en cualquiera de los cursos, aunque, lógicamente, con grupos homogéneos haya una tendencia a trabajar los contenidos en consonancia con el curso lectivo en el que nos encontremos.

Lengua Extranjera: Inglés

El currículo no es sólo un programa o plan de estudios, limitado a contenidos intelectuales, sino que engloba todas las posibilidades de aprendizaje que ofrece la escuela, referidas a conocimientos conceptuales, procedimientos, destrezas, actitudes y valores. Incluye, además, el establecimiento de los medios adecuados para lograr esos objetivos, los métodos de evaluación de los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como la capacidad de desarrollar experiencias educativas en el ámbito escolar.

Se establecerán mecanismos de agrupación del alumnado por grupos homogéneos a fin de que pueda facilitarse su aprendizaje, fundamentalmente en expresión oral. En todo caso, dentro de un mismo ciclo podría facilitarse la incorporación del alumno-a a otro grupo.

La concepción del error como síntoma de progreso condiciona nuestros materiales curriculares para el área de Lengua Extranjera, primero, porque consideramos que en esta área, en particular, el aprendizaje es sólo posible gracias a la producción de errores; y segundo, porque el proceso de evolución hacia una mayor competencia lingüística en una lengua extranjera es gradual, dinámico y de progreso no lineal: se avanza y retrocede para poder avanzar más

Las actividades que se desarrollen deben ser tanto individuales como colectivas cumpliendo una triple función:
. asimilación individual de los contenidos,
. desarrollo del proceso de socialización, y
. aumento de la capacidad de comunicación.


3. Consideraciones principales.

Por todo ello, y teniendo siempre en cuenta que nuestro objetivo humano es el alumno y la alumna, y su realidad individual, nuestro Proyecto ha considerado:

1. Sentido de la evaluación

. diagnóstico del maestro (seguimiento, control del proceso que va siguiendo el método y los alumnos-as),
. refuerzo de los alumnos-as con esta necesidad..

2. La individualidad de los alumnos/as

Consideración de las distintas características individuales, sus modos de aprender, su madurez y sus necesidades, como uno más de los datos que se deben tener en cuenta en los distintos momentos del proceso educativo.

El currículo deberá adaptarse a las necesidades generales del aula y a las necesidades específicas de los alumnos y alumnas, como individuos independientes y singulares:

- Al inicio del proceso, diagnosticando y prediciendo las dificultades que pueden presentarse a nivel general del aula y a nivel individual de cada alumno/a. Se debe atender y, en lo posible, anticiparse a las dificultades más generales de aprendizaje de los alumnos y alumnas, así como sus necesidades educativas específicas, para proceder a la correspondiente adecuación personal del currículo.
- En todos y cada uno de los momentos del proceso, estimulando, corrigiendo y ampliando a cada alumno/a, dependiendo del estadio superado en el proceso mismo, a la vez que se evalúan la eficacia del método y los recursos utilizados.

- Al término del año académico, no del proceso, que es constante, valorando los logros personales atendiendo a las características individuales.


4. Objetivos del plan de atención a la diversidad

Las medidas de atención a la diversidad, con su puesta en práctica, irán dirigidas a la consecución de los siguientes objetivos:

- Facilitar al alumnado el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y la adquisición de las competencias básicas y de los objetivos del currículo establecidos para la educación primaria, garantizando así el derecho a la educación que le asiste.
- Mejorar el rendimiento académico del alumnado y minimizar las situaciones de fracaso escolar.
- Establecer los mecanismos adecuados y las medidas de apoyo y refuerzo precisas que permitan detectar tanto las dificultades de aprendizaje y superar el retraso escolar que pudiera presentar el alumnado, así como el desarrollo intelectual del alumnado con altas capacidades intelectuales.
- Marcar las pautas de actuación en la tutoría y orientación educativa del alumnado y en la relación con las familias para apoyar el proceso educativo de sus hijos e hijas.
- Garantizar la coordinación entre el profesorado, los equipos de ciclo, el Equipo de orientación educativa y los centros docentes que imparten la educación secundaria obligatoria

5. Medidas de atención a la diversidad

De acuerdo con lo recogido en el artículo 15 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, y de acuerdo con la autonomía reconocida a los centros docentes, a comienzos de cada curso el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica organizará la atención a la diversidad de su alumnado, para lo que desarrollarán, entre otras actuaciones, las medidas y programas siguientes:

5.1. Medidas de tipo organizativo

- Realización de agrupamientos flexibles para la atención al alumnado en un grupo específico, con carácter temporal y abierto, y con la finalidad de facilitar la integración del alumnado en su grupo ordinario y que, en ningún caso, supondrá discriminación para el alumnado más necesitado de apoyo. Es una medida puntual que se aplica individualmente o por grupo de alumnado que comparte el mismo nivel de competencia curricular, no teniendo estos por qué compartir curso.
- Apoyo en grupos ordinarios mediante un segundo maestro/a o monitor-a, en su caso, dentro del aula, preferentemente para reforzar los aprendizajes instrumentales básicos, en los casos del alumnado que presente un importante desfase en su nivel de aprendizaje en las áreas o materias de Lengua castellana y literatura y de Matemáticas, y en la medida que se pueda atender, en inglés.
- Modelo flexible de horario lectivo semanal, que se seguirá para responder a las necesidades educativas concretas del alumnado.

5.2. Medidas de tipo curricular

a) Programas de refuerzo de áreas o materias instrumentales básicas.
Estos programas tienen como fin asegurar los aprendizajes básicos de Lengua castellana y literatura, Primera Lengua extranjera y Matemáticas que permitan al alumnado seguir con aprovechamiento las enseñanzas de educación primaria.

El desarrollo de estos programas se basará en la programación y realización de actividades motivadoras que busquen alternativas al programa curricular de las materias instrumentales y que intenten responder a los intereses del alumnado y a la conexión con su entorno social y cultural. Entre estas actividades, se consideran aquellas que favorezcan la expresión y comunicación oral y escrita, tales como la realización de teatros, periódicos escolares, así como el dominio de la competencia matemática, a través de la resolución de problemas cotidianos.

Los programas de refuerzo de las áreas o materias instrumentales básicas están dirigidos al alumnado de Educación Primaria que se encuentre en alguna de las situaciones siguientes:

- El alumnado que no ha promocionado de curso.
- El alumnado que, aun promocionando de curso, no ha superado alguna de las áreas o materias instrumentales del curso anterior.
- El alumnado en el que se detecten, en cualquier momento del ciclo o del curso, dificultades en las áreas o materias instrumentales de Lengua castellana y literatura, Matemáticas y Primera lengua extranjera.

El número de alumnos y alumnas en los programas de refuerzo de áreas o materias instrumentales básicas no podrá ser superior a diez en cada unidad.

El alumnado que supere los déficits de aprendizaje detectados abandonará el programa de forma inmediata y se incorporará a otras actividades programadas para el grupo en el que se encuentre escolarizado.

El profesorado que imparta los programas de refuerzo de áreas o materias instrumentales básicas realizará a lo largo del curso escolar el seguimiento de la evolución de su alumnado e informará periódicamente de dicha evolución a las familias, de acuerdo con lo que resulte acordado en las sesiones de evaluación que realice el equipo docente.

No obstante lo anterior, los programas de refuerzo de materias instrumentales básicas no contemplarán una calificación final ni constarán en las actas de evaluación ni en el historial académico del alumnado.


b) Programas de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos.
Este programa está destinado al alumnado que promocione sin haber superado todas las áreas o materias, y su finalidad es la de posibilitar la recuperación de los aprendizajes no adquiridos.

En este caso, el alumnado que recibe el programa deberá superar la evaluación correspondiente al mismo, por lo que estos programas de refuerzo para la recuperación de los aprendizajes no adquiridos deberán incluir el conjunto de actividades programadas para realizar el seguimiento, el asesoramiento y la atención personalizada al alumnado con áreas o materias pendientes de cursos anteriores, así como las estrategias y criterios de evaluación que se aplicarán.

En el caso en la que todas las áreas y materias no superadas tienen continuidad en el curso siguiente, el profesorado responsable de estos programas será su tutor o tutora, o los maestros y maestras especialistas.

c) Planes específicos personalizados para el alumnado que no promocione de curso.
El alumnado que no promocione de curso seguirá un plan específico personalizado, orientado a la superación de las dificultades detectadas en el curso anterior.

Estos planes podrán incluir la incorporación del alumnado a un programa de refuerzo de áreas o materias instrumentales básicas, así como un conjunto de actividades programadas para realizar un seguimiento personalizado del mismo y el horario previsto para ello.

d) Programas de adaptación curricular.
De acuerdo con el artículo 71 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, las administraciones educativas dispondrán los medios necesarios para que todo el alumnado que requiera una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, alcance el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales, el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional, así como los objetivos establecidos con carácter general en dicha Ley.

En base a ello, nuestro centro velará por la identificación y valoración de las necesidades educativas de este alumnado, que se realizará a través del equipo de Orientación, lo más tempranamente posible, y de acuerdo con el procedimiento establecido por la administración, y su escolarización se regirá por los principios de normalización, inclusión escolar y social, flexibilización y personalización de la enseñanza.

Se garantizará la participación de los padres y madres o tutores-as en las decisiones que afecten a la escolarización y a los procesos educativos de este alumnado. Igualmente les corresponde adoptar las medidas oportunas para que los padres y madres de estos alumnos-as reciban el adecuado asesoramiento individualizado, así como la información necesaria que les ayude en la educación de sus hijos e hijas.

Dicha atención se llevará acabo, preferentemente, dentro del grupo de clase y, en aquellos casos en que se requiera, fuera del mismo.

La adaptación curricular es una medida de modificación de los elementos del currículo, a fin de dar respuesta al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.

Estos programas de adaptación curricular están dirigidos, por tanto, al alumnado de educación primaria que se encuentre en alguna de las situaciones siguientes:

- Alumnado con necesidades educativas especiales.

Se entiende por alumnado que presenta necesidades educativas especiales, a aquel que requiera, por un período de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.

El Decreto 230/2007 de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía recoge que, con el fin de facilitar la accesibilidad al currículo, se establecerán los procedimientos oportunos cuando sea necesario realizar adaptaciones que se aparten significativamente de los contenidos y criterios de evaluación del currículo, a fin de atender al alumnado con necesidades educativas especiales que las precise, al que se refiere el artículo 73 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo.

Estas adaptaciones se realizarán buscando el máximo desarrollo posible de las competencias básicas, y la evaluación y la promoción del alumnado objeto de las mismas tomarán como referente los objetivos y criterios de evaluación fijados en dichas adaptaciones.

La escolarización de este alumnado se regirá por los principios de normalización e inclusión y asegurará su no discriminación y la igualdad efectiva en el acceso y la permanencia en el sistema educativo, pudiendo introducirse medidas de flexibilización cuando se considere necesario.

Al finalizar cada curso se evaluarán los resultados conseguidos por cada uno de los alumnos y alumnas en función de los objetivos propuestos a partir de la valoración inicial. Dicha evaluación permitirá proporcionarles la orientación adecuada y modificar el plan de actuación así como la modalidad de escolarización, de modo que pueda favorecerse, siempre que sea posible, el acceso del alumnado a un régimen de mayor integración.

Sin perjuicio de la permanencia durante un curso más en el mismo ciclo, prevista en el artículo 12.3, la escolarización de este alumnado en la etapa de educación primaria en centros ordinarios podrá prolongarse un año más, siempre que ello favorezca su integración socioeducativa.

- Alumnado que se incorpora tardíamente al sistema educativo.

Con esta medida se pretende favorecer la incorporación al sistema educativo de los alumnos y alumnas que, por proceder de otros países o por cualquier otro motivo, se incorporen de forma tardía al sistema educativo español. En dicha incorporación se garantizará, en todo caso, en la edad de escolarización obligatoria.

La escolarización de este alumnado se realizará atendiendo a sus circunstancias, conocimientos, edad e historial académico.

Cuando presenten graves carencias lingüísticas o en sus competencias o conocimientos básicos, a fin de facilitar su integración en el curso correspondiente, recibirán una atención específica que será, en todo caso, simultánea a su escolarización en los grupos ordinarios conforme al nivel y evolución de su aprendizaje, con los que compartirán el mayor tiempo posible del horario semanal.

Quienes presenten un desfase en su nivel de competencia curricular de más de un ciclo podrán ser escolarizados en el curso inmediatamente inferior al que les correspondería por edad.

Para este alumnado se adoptarán las medidas de refuerzo necesarias que faciliten su integración escolar y la recuperación de su desfase y le permita continuar con aprovechamiento sus estudios. En el caso de superar dicho desfase, se incorporará al grupo correspondiente a su edad.

Los padres y madres o tutores-as del alumnado que se incorpora tardíamente al sistema educativo recibirán el asesoramiento necesario sobre los derechos, deberes y oportunidades que comporta la incorporación al sistema educativo español.

- Alumnado con necesidades de compensación educativa.

Con el fin de hacer efectivo el principio de igualdad en el ejercicio del derecho a la educación, se podrán desarrollar acciones de carácter compensatorio en relación con el alumnado que se encuentre en situaciones económica, social, familiar o cultural desfavorables, tendentes a evitar desigualdades.

Se desarrollará una actuación preventiva y compensatoria durante el inicio de la escolarización de este alumnado cuyas condiciones personales supongan una desigualdad inicial para acceder a la educación básica y para progresar en los niveles posteriores, empleando para ello los recursos humanos y materiales disponibles en el centro.

Se dará información y se realizarán las gestiones necesarias para facilitar el acceso del alumnado con condiciones socioeconómicas desfavorables a la participación de las convocatorias de becas, si las hubieres, o ayudas al estudio, cursos y/o actividades que se convoquen o planifiquen en el centro con carácter general.

- Alumnado con altas capacidades intelectuales.

Este alumnado deberá ser identificado como tal por el Equipo de Orientación y en coordinación con el E.O.E., de conformidad con el procedimiento que establezca por la Consejería de Educación, y su escolarización se flexibilizará en los términos que determina la normativa vigente, de forma que pueda anticiparse un curso el inicio de la escolarización de la etapa o reducirse la duración de la misma, cuando se prevea que estas medidas son las más adecuadas para el desarrollo de su equilibrio personal y su socialización.

Los programas de adaptación curricular en su concepción y elaboración podrán ser de tres tipos:

1. Adaptaciones curriculares no significativas.
Las adaptaciones curriculares no significativas irán dirigidas al alumnado que presente desfase en su nivel de competencia curricular respecto del grupo en el que está escolarizado, por presentar dificultades graves de aprendizaje o de acceso al currículo asociadas a discapacidad o trastornos graves de conducta, por encontrarse en situación social desfavorecida o por haberse incorporado tardíamente al sistema educativo. Esta adaptación afectará a los elementos del currículo que se consideren necesarios, metodología y contenidos, pero sin modificar los objetivos de la etapa educativa ni los criterios de evaluación.

Las adaptaciones curriculares no significativas podrán ser grupales, cuando estén dirigidas a un grupo de alumnado que tenga un nivel de competencia curricular relativamente homogéneo, o individuales.

Las adaptaciones curriculares serán propuestas y elaboradas por el equipo docente, bajo la coordinación del maestro o maestra tutor-a y con el asesoramiento del equipo o departamento de orientación. En dichas adaptaciones constarán las áreas o materias en las que se va a aplicar, la metodología, la organización de los contenidos, los criterios de evaluación y la organización de tiempos y espacios.

El Consejo Escolar pondrá especial atención para garantizar que las adaptaciones curriculares grupales puedan suponer agrupamientos discriminatorios para el alumnado.

Las adaptaciones curriculares individuales podrán ser propuestas, igualmente, por el maestro o maestra del área o materia en la que el alumnado tenga el desfase curricular, y este será responsable de su elaboración y aplicación, con el asesoramiento del equipo de orientación.

2. Adaptaciones curriculares significativas.

Esta medida será tomada cuando un alumno o alumna con necesidades educativas especiales presente un desfase curricular con respecto al grupo de su edad tal que haga necesaria la modificación de los elementos del currículo, incluidos los objetivos de la etapa y los criterios de evaluación, a fin de facilitarle la accesibilidad al currículo, buscando con ello el máximo desarrollo posible de las competencias básicas.

Las adaptaciones curriculares significativas requerirán una evaluación psicopedagógica previa, realizada por los equipos o departamentos de orientación, con la colaboración del profesorado que atiende al alumnado, y de la cual se desprenderá un informe de evaluación psicopedagógica que incluirá, al menos, los siguientes apartados:

- Datos personales y escolares.
- Diagnóstico de la discapacidad o trastorno grave de conducta.
- Entorno familiar y social del alumnado.
- Determinación, en su caso, de las necesidades educativas especiales.
- Valoración del nivel de competencia curricular.
- Orientaciones al profesorado y a los representantes legales del alumnado.

El responsable de la elaboración de las adaptaciones curriculares significativas será el profesorado especialista en educación especial, con la colaboración del profesorado del área o materia encargado de impartirla y contará con el asesoramiento del equipo de orientación.

Las adaptaciones curriculares significativas quedarán recogidas en un documento que contendrá, al menos, los siguientes apartados:

- El informe de evaluación psicopedagógica elaborado por el equipo de orientación.
- Propuesta curricular por áreas o materias, en la que se recoja la modificación de los objetivos, metodología, contenidos, criterios de evaluación y organización del espacio y del tiempo que se propone para el alumnado objeto de la adaptación.
- Adaptación de los criterios de promoción, de acuerdo con los objetivos de la propuesta curricular.
- Organización de los apoyos educativos disponibles en el centro y necesarios para la atención personalizada del alumnado.
- Ficha de seguimiento y valoración de los progresos que vaya realizando el alumnado, con la información que se le vaya dando al mismo y a la familia.

La aplicación de las adaptaciones curriculares significativas será responsabilidad del maestro o maestra tutor-a y del maestro-a de área, en su caso, con la colaboración del profesorado de educación especial y el asesoramiento del equipo de orientación.

La evaluación de las áreas o materias será responsabilidad compartida del tutor-a, profesorado que las imparte y, en su caso, del profesorado de apoyo, tomando como referente los objetivos y los criterios de evaluación fijados en dichas adaptaciones.

Del mismo modo, las decisiones sobre la promoción del alumnado se realizarán de acuerdo a los criterios fijados en la adaptación curricular significativa y será realizada por el tutor-a, oído el equipo o departamento de orientación.

3. Adaptaciones curriculares para el alumnado con altas capacidades intelectuales.

Las adaptaciones curriculares realizadas para atender a este tipo de alumnado tienen como fin promover en el mismo el desarrollo pleno y equilibrado de los objetivos generales de esta etapa educativa, contemplando medidas extraordinarias dirigidas a ampliar y enriquecer los contenidos del currículo ordinario y medidas excepcionales de flexibilización del período de escolarización.

Estas adaptaciones curriculares requerirán también una evaluación psicopedagógica previa, realizada por el equipo de orientación, y en la que se determinará la conveniencia o no de su aplicación. De dicha evaluación se emitirá un informe que contendrá, al menos, los siguientes apartados:

- Datos personales y escolares del alumnado.
- Diagnóstico de la alta capacidad intelectual.
- Entorno familiar y social del alumnado.
- Determinación de las necesidades específicas de apoyo educativo.
- Valoración del nivel de competencia curricular.
- Orientaciones al profesorado y a los representantes legales del alumnado.

La adaptación curricular que se elabore para atender al alumnado con altas capacidades intelectuales establecerá una propuesta curricular por áreas o materias, en la que se recoja la ampliación y enriquecimiento de los contenidos y las actividades específicas de profundización.

La elaboración y aplicación de las adaptaciones curriculares será responsabilidad del maestro o maestra del área o materia correspondiente, con el asesoramiento del equipo de orientación.

Para facilitar la aplicación de la adaptación, la Consejería, a propuesta de la dirección del centro, previo trámite de audiencia al padre, madre o tutores legales, podrá adoptar las siguientes medidas de flexibilización de la escolarización de este alumnado, siguiendo el procedimiento que se establezca para ello:

- Anticipación en un año de la escolarización en el primer curso de la Educación Primaria.
- Reducción de un año de permanencia en la Educación Primaria.


5.4. Incorporación del alumnado a un programa de refuerzo

a) Detección de dificultades de aprendizaje:

- A partir de los resultados de evaluación del curso anterior.
- A partir de la evaluación inicial de un nuevo curso.
- A partir de las dificultades observadas en el alumnado o de los resultados obtenidos por el mismo en las diversas pruebas de evaluación planteadas en cualquier momento del proceso de enseñanza.

b) El equipo de ciclo, determinará el tipo de programa de refuerzo a aplicar al alumnado y nombrará al responsable de su elaboración y desarrollo, que en última instancia será el tutor/a del alumno/a y/o maestro/a especialista, o el profesorado de apoyo. De todo ello el tutor/a informará a la Jefatura de Estudios.

c) La Jefatura de Estudios, en coordinación con el Equipo de Orientación y Apoyo y con el Equipo de Ciclo del curso al que pertenece el alumnado afectado, estudiará la disponibilidad horaria y espacial así como las medidas organizativas para su aplicación:

- Agrupamiento flexible, con un segundo maestro fuera del aula y separado del grupo ordinario, con carácter temporal y abierto.
- Desdoblamiento de grupo, para un periodo de partida de un curso completo, aunque podría también plantearse para un menor periodo de tiempo.
- Apoyo de un segundo maestro/a dentro del aula y dentro del grupo ordinario.
- Adopción de horario lectivo flexible semanal.

d) Se establecerá una reunión informativa con la familia en la que el profesorado tutor/a informará sobre las medidas acordadas y en la que se propondrá la firma de compromisos educativos para colaborar en la mejora del rendimiento escolar.

e) El alumnado se incorporará al programa.


5.5. Seguimiento y coordinación del profesorado

Los Equipos de Ciclo realizarán mensualmente el seguimiento del desarrollo de los programas y se tomarán las decisiones correspondientes a su continuidad, modificación, si procede, o a su finalización por el alumno/a. De estas decisiones se mantendrá informada a la Jefatura de Estudios, la cual, si así lo considera necesario, y en coordinación con el Equipo de Orientación, podrá instar al Equipo Docente a revisar su decisión.

Del mismo modo, los Equipos de Ciclo celebrarán, con carácter mensual, reuniones en las que se hará una puesta en común sobre las actuaciones desarrolladas, se realizará un seguimiento de la evolución del alumnado y se tomarán medidas para garantizar la coordinación entre el profesorado que atiende a este alumnado.

 

Ficheros adjuntos: